En la cárcel de Ipiales los libros son los mejores amigos

Con el propósito de encontrar en los libros un amigo y al mismo tiempo ampliar los conocimientos de  los reclusos del centro penitenciario de Ipiales,  se ejecuta el proyecto  “palabras libres”, adelantado por la biblioteca pública de la Casa de la Cultura.

 “Por ahora las actividades se están adelantando con el pabellón de los hombres donde se dictan talleres de lectura, escritura,  poesía, cuentos y  lectura en voz alta, además a través de las maletas viajeras los reclusos  separan material de lectura con el que pueden quedarse por espacio de un mes”, así lo  afirmó Lorena Verdugo de la biblioteca Pública.

Más de 30 reclusos han entrado a los procesos formativos, espacios de creatividad y crecimiento, que surgen de la necesidad de los detenidos de acceder a la información e interacción.

Aproximadamente 40 libros se dejan mensualmente  en la cárcel como material de lectura de los internos. Los libros de mayor preferencia son: el hombre que contaba historias, el expreso del sol, pecado, el cielo sobre sobre Berlín.

Finalmente la funcionaria expresó que es gratificante mirar el interés  en la lectura y en los productos escritos,  los cuales son muy creativos y tienen gran calidad.